Si no te gusta el mundo ¡cambialo!

¡Quiero cambiarlo todo!
Me saldría desde muy dentro a la primera que me preguntaran
¿“Que quieres hacer con el mundo”? preguntaba de forma retorica un escéptico Donald “Shadow” Rimgale (Robert de Niro)
¡quemarlo todo! Decía con regocijo, inquietud y con cierta ansia, Ronald Bartel. , aquel pirómano que se hacía querer y que representaba de forma magistral (una vez más) Donald Sutherland en “Llamaradas”.
Si hoy me preguntaran la respuesta también sería inquieta y ansiosa, no tan catastrófica, pero si similar
¡cambiarlo todo!
Sí, quiero cambiarlo todo, hoy, mañana, todos los días, lo que veo no me gusta y no quiero permanecer pasivo
¿Iluso? ¿Ingenuo?
Puede ser…
Pero lo que no voy a ser es un conformista, un cómodo, y no voy a quedarme mirando “para el otro lado”
Bien, de acuerdo, no puedo cambiar el mundo (¿no?)
No puedo cambiar el mundo en su globalidad, pero si puedo actuar sobre mi entorno, porque pequeñas cosas pueden significar grandes cambios con la potencia suficiente…
Actuar localmente puede repercutir globalmente, sobre todo, teniendo en cuenta, que nos movemos en un mundo hiperconectado donde la información fluye de forma casi compulsiva, vertiginosa…
Amigo, amiga, podemos cambiar lo que nos rodea, necesitamos… ¡colaborar!
Si, tú, yo, aquel, ella, nosotros… nos tenemos que mover con otras personas de nuestras circunstancias y crear colectivos y asociaciones, y hacer fuerza en nuestra comunidad y luchar por … (tu causa)
, porque, al fin y al cabo, quienes cambian el mundo son los individuos, las personas
“Nunca creí que pudiéramos transformar el mundo, pero creo que todos los días se pueden transformar las cosas.” Francois Giraud, escritora y política francesa

Fuera de la política, fuera de los organismos, están las personas… quien no ve cada día algo que le gustaría cambiar? ¿no?

Yo! también tengo una responsabilidad para que las cosas cambien ¿tú no?
Ya nos hemos quejado mucho, ya hemos echado culpas demasiado, más de la cuenta, ahora toca actuar, ahora hay que pasar a la acción
Si no te gusta el mundo ¡cámbialo!

¿yo?, yo hago a mi manera, yo no se… que se yo

Ignacio Alberti

Anuncios

No mas quejas, no mas culpas ¡HAGAMOS COSAS!

Me gusta estar al día y soy asiduo de periódicos y revistas, últimamente los titulares están al rojo desde que el nuevo Gobierno de Rajoy anunció las primeras medidas y recortes para este 2012. Reconozco que la gran economía no es mi fuerte, por desgracia la pequeña economía tampoco lo es, pero es muy penosa la mentalidad que, en general, seguimos teniendo por aquí, ante este tema y ante cualquiera. Leo y oigo críticas negativas, lamentos, quejas y más quejas, protestas airadas, anuncios de movilizaciones y manifestaciones en contra…, pero nada, absolutamente nada que sea en pro de arreglar este “desaguisado”, porque también podemos pensar soluciones, también podemos dar nuestra opinión contraria, pero podemos ser constructivos ¿alguna propuesta? ¿acaso alguien no se esperaba que el “agujero” financiero fuera aún mas tremendo? ¿acaso alguien no se esperaba medidas drásticas para este año?

Señores, señoras, ¡seamos realistas! pongamos los pies en el suelo, dejémonos de dramas, ya vale de “aaaaaay, que malito estoy”, y de “la culpa es suya”, ¡hagamos cosas!, empleemos esa energía en pensar, idear, crear…, porque las posibilidades son muchas, están ahí, pongámonos en ¡ACCIÓN!, TODOS, ¡YA! Esto es lo que vale, ser negativos no va a ningún sitio, salir a la calle a manifestarse contra estas medidas de ajuste es un despropósito, ¡con la que está cayendo!, ¿tienen ustedes alguna buena idea?, no mas quejas, no mas culpas ¡hagamos cosas!, abandonemos las poses derrotistas, el “esta todo muy mal”, “no hay un duro” y “no hay trabajo”, ¡¡pero muchachos y muchachas!!, siiiiiiiii, ¡¡sois jóvenes!!, claro que lo veis todo negro, y lo seguiréis viendo negro si os regodeáis en esas frases… la cosa está… complicada, pues ¡a trabajar!, ¿te echaron del trabajo? ¡a mi también!, y ahora tengo que pagarle mas pensión a mi exmujer, mi hijo está con ella, vivo en casa de mi madre…, pero mecachis, chavales y chavalas, ¡¡sois jóvenes!!, siiiiiiiii, somos jóvenes, y como dice ese otro joven y genio, creador del sistema operativo EYE.OS, Pau García-Milá, “Está todo por hacer, en serio está todo por hacer”, claro que sí, no mas quejas, no mas culpas, ¡hagamos cosas!

Ignacio F. ALBERTI