Marca personal: ¿Y tu en que estás centrado?

Marca Personal

Suelo decir, siendo muy sincero, que no soy un experto, es la verdad, pero sí me considero una persona con experiencia en algunos aspectos de la vida, también en algunas actividades profesionales, y es de esto de lo que hablo con seguridad, de aquello que conozco por la experiencia.

Me he encontrado, en alguna ocasión, inmerso en debates sobre Personal Branding, hablando sobre el hecho de que la marca personal tenga o no tenga que estar centrada en la propia persona, según el  conocimiento y  la experiencia, la “marca” no tiene que girar en torno a uno mismo sino que tiene que “mirar” hacia los demás. Yo, que no soy más que un iniciado, alguien que sólo lleva unos meses embarcado en esta “aventura” (que buena esta descripción, Oscar Del Santo), les hago esta pregunta ¿cómo me voy a ocupar de los demás si no me ocupo primero de mi mismo?, yo he tocado fondo precisamente por no mirar hacia mi, por estar orientado siempre hacia “los demás” .Y no está reñido mi planteamiento con el anterior, ¡ni mucho menos!, no es mi intención hacer una crítica negativa, pero sí quiero poner de relevancia que también es necesario mirar hacia dentro. Es conocido que en la Marca Personal también se insiste en una necesaria primera fase de autoanálisis, de autoconocimiento, donde cada individuo descubrimos nuestra esencia, nuestra fuerza, nuestra potencialidad, también nuestras debilidades, después nos queda trabajar sobre ello. Como apunta el gran maestro del Personal Branding, Tom Peters, en “Las pequeñas GRANDES cosas”:

Su primera tarea: Trabájese usted mismo ¡Sin descanso!

Por lo tanto, en mi opinión, la Marca Personal, gira en torno a los demás, sí, pero sin olvidarse nunca del propio yo, de la propia persona. Según mi criterio, para que  una marca sea sólida no tiene que ser ni “egocéntrica” (individualista, centrada en la persona), ni exclusivamente servicial (sólo mirando a los demás), sino que tiene que trabajar simultáneamente los dos aspectos:

–      Para el aspecto personal es necesario una buena dosis de autoanálisis, y la orientación aquí quizás sea necesaria, conseguir un cierto equilibrio  y construir unos “buenos cimientos” para tu marca puede ser básico.

–      Para el aspecto de atención a los demás considero importantes la empatía, la asertividad y las habilidades sociales en general…

pero esto ya es meterme en terreno de verdaderos expertos, así que dejo abierto este capítulo aquí para que, si a alguien le apetece, añada o continúe…

Dice una conocida frase de uno de los grandes del Pensamiento en España, José Ortega y Gasset «Yo soy yo y mi circunstancia y si no la salvo a ella no me salvo yo», a lo que yo añadiría “pero si no me salvo yo,  no la salvo a ella”. Pensarlo.

Ignacio F.  ALBERTI

Hablar de los demás… ni autoanálisis, ni autoconocimiento.

Bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, …, me han dicho que han oído que Urdangarín, el Duque de Palma, está mosqueadín porque andan diciendo por ahi que lo suyo, que lo de su matrimonio ya está haciendo agua (buaaaaaaaaah); que a Katy Perry le pagan hasta dos millones de dólares para que cuente los trapos sucios con su ex, de momento resiste  (ya le habrán pagado también para que no cuente); que Twitter está que arde por culpa de Loewe (aaaay, el Trending topic http://youtu.be/5hjPqofENqU); y en el edificio donde vive mi madre dicen que en el segundo, en el segundo D, viene un tío, un separado, que a veces monta las de la virgen, espera un momento…, en el segundo D…, !!vive mi madre!!, serán cabritos!!

 

Es que somos muy cotillas, siempre hablando de los demás, de lo que hacen, de lo que dicen ,de lo que tienen y no tienen…, yo mismo he caído en esto muchas veces, incluso aquí, en la red, más en los primeros meses, ahora me sorprendo de cómo es muy habitual, aparte del clásico cotilleo de famosos, la crítica a los compañeros, amigos, familiares…  ¡que cantidad de tiempo perdemos con esto! quizás deberíamos tener en cuenta lo que decía Diderot, “El que te habla de los defectos de los demás, con los demás hablará de los tuyos”, y es feo estar todo el tiempo comparándonos, envidiando, en vez de fijarnos en lo que nosotros tenemos y disfrutar de ello, o si estamos mal, tratar de recuperarnos, intentar mejorar, buscar en nuestro interior… Sócrates siempre usaba lo que llamaba el triple filtro “si lo que deseas decirme no sabes si es cierto, ni es bueno e incluso no es útil ¿por qué decírmelo?”

 

Según otro de los grandes sabios griegos, Tales de Mileto, “La cosa mas difícil es conocernos a nosotros mismos; lo mas fácil es hablar mal de los demás” ; ¿por qué lo hacemos?, ¿quizás así aliviamos nuestros propios problemas? parece ser que las personas que más critican suelen ser las que mas se desconocen, las que más carecen de autoanálisis y autoconocimiento; como dice un conocido refrán “Es mas fácil ver la paja en el ojo ajeno que en el propio”, los clásicos griegos, el refranero…, esta todo ahí…, que se yo.

 

Ignacio F. Alberti